Centolla de la Ría

.

Características

Nombre científico: Maja squinado (Herbst, 1788)

Peso bruto: 1,00 Kg.

Castellano = Centolla
Gallego = Centola
Catalán = Cabra (hembra) y Boc (macho)
Euskera = Txangurro
Francés = Araignée de mer
Inglés = Sea spider

Modo de presentación: vivo.

PVP: 30,80 €/Kg
10% IVA inc.

Galería de imágenes

. Centolla de la Ría Centolla de la Ría Centolla de la Ría

Descripción amplia del producto

Descripción y Biología

La centolla es un crustáceo decápodo de la familia Majidae. Tiene un caparazón calcáreo, calcificado, con forma redondeada, repleto de espinas y compuesto por el cefalotórax y el abdomen, el cual está plegado centralmente. Presenta un color marrón rojizo. El cefalotórax es más ancho que largo; es duro, convexo y se estrecha en la parte de delante que acaba en dos espinas robustas. Además en su parte dorsal y en las patas está provisto de numerosas espinas en forma de gancho que le permiten la fijación de algas. El abdomen es diferente en machos y hembras; en éstas es más ancho y redondeado. El de los machos es más estrecho. Otra diferencia externa entre machos y hembras es que los machos tienen las pinzas o quelas más grandes y robustas.
Se distribuye por todo el este del océano Atlántico, desde las islas Británicas hasta Guinea y también por el Mediterráneo. Viven en aguas costeras durante la fase larvaria y juvenil y en aguas someras (60 – 70 m) cuando son adultos, tanto en fondos arenosos como rocosos.

Método de captura

Para la pesca se emplean diferentes métodos: redes de enmalle y las nasas. El tamaño mínimo legal de captura es de 120 mm de longitud de caparazón, que es la talla de madurez de la especie. Además está prohibida la captura de hembras ovadas.

Curiosidades

Dicen algunos gastrónomos que la centolla cocida tiene cuatro sabores distintos: el de la carne de las patas, del pecho, de los corales y el del contenido de la cabeza.
Suele realizar las migraciones en otoño, cubriendo algunos ejemplares hasta 160 km en ocho meses.

Propiedades nutricionales

La centolla es un alimento muy rico en yodo y zinc.
La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficioso para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, colabora en la regulación del colesterol y ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas. El alto contenido en zinc de la centolla facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc también contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. También nos permite combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.