Buey

.

Características

Nombre científico: Cancer pagurus (Linné, 1758)

Peso bruto: 1,00 Kg.

Castellano = Buey de mar
Gallego = Boi de mar
Catalán = Bou de mar
Euskera = Petaca
Francés = Tourteau
Inglés = Edible Crab

Modo de presentación: vivo.

PVP: 19,25 €/Kg
10% IVA inc.

Galería de imágenes

. .. ...

Descripción amplia del producto

Descripción y Biología

El buey es un crustáceo decápodo que se caracteriza por tener una concha ovalada y lisa, más ancha que larga, con bordes dentados. Su color es marrón rojizo y es más claro en el vientre. El primer par de patas está muy desarrollado y es liso. Éstas son grandes, robustas y fuertes, con grandes dientes redondeados y de color oscuro en los extremos. El abdomen es diferente en machos y hembras; en éstas es más ancho y redondeado. El de los machos es más estrecho. El buey puede alcanzar los 30 cm. de largo y pesar más de 5 kg.
Viven en aguas poco profundas cuando son jóvenes. Después buscan mayores profundidades, llegando hasta los 150 m. En ambos casos sobre fondos arenosos y rocosos. Son migradores y recorren el fondo en la búsqueda de alimentos.

Método de captura

El buey se pesca a una profundidad de entre 10 y 50 metros pero lo podemos encontrar hasta a 200 metros. Se pesca con nasas, normalmente de forma semiesférica.

Curiosidades

El buey de mar es un migrador capaz de recorrer centenas de kilómetros en pocos meses.

Propiedades nutricionales

El buey, al igual que la centolla es un alimento muy rico en yodo y zinc.
La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficioso para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, colabora en la regulación del colesterol y ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas. El alto contenido en zinc de las ostras facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. También nos permite combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.