Nécora grande

Nécora grande

Características

Nombre científico: Necora puber (Linné, 1767)

Peso bruto: 1,00 Kg.

Castellano = Nécora
Gallego = Nécora, Andarica
Catalán = Cranc vermell
Euskera = Txamarra, Carromarro
Francés = Etrille
Inglés = Swimming Crab

Aprox. de 7 a 9 unidades por Kg.

Modo de presentación: vivo.

PVP: 27,50 €/Kg
10% IVA inc.

Galería de imágenes

Nécora grande

Descripción amplia del producto

Descripción y Biología

La nécora (Necora puber) es una especie de crustáceo decápodo de mediano tamaño muy apreciado en gastronomía. Posee una concha hexagonal, aplastada, de color marrón rojizo a marrón oscuro, con manchas azules y rojas. La concha tiene unas ligeras vellosidades. El abdomen es diferente en machos y hembras; en éstas es más ancho y redondeado. El de los machos es más estrecho. Tiene cinco pares de patas, las primeras transformadas en pinzas. Las últimas patas son muy aplastadas, con forma de remo, que usan para nadar.
Generalmente hace vida nocturna, viviendo cerca de la costa entre las rocas a profundidades no superiores a 50 metros. Su tamaño aproximado es de 8 cm.

Método de captura

En Galicia se captura principalmente mediante el uso de nasas durante la noche.

Curiosidades

La mejor forma de prepararla es cociéndola en agua de mar, sirviéndose tibia o fría.

Propiedades nutricionales

La nécora, igual que la centolla, es un alimento muy rico en yodo y zinc.
La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficioso para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, colabora en la regulación del colesterol y ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas. El alto contenido en zinc de las ostras facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. También nos permite combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.